ECOGRAFÍA DOPPLER COLOR - ECOGRAFÍA 5D

Ecografía - Instituto Radiológico Pergamino & Consultorios Médicos Pergamino

La Ecografía Doppler Color se utiliza para medir y evaluar el flujo de sangre que circula a través de las cavidades y las válvulas del corazón del bebé.

Permite saber la cantidad de sangre que se bombea con cada latido, lo cual es fundamental para determinar el buen funcionamiento de su corazón, así como para analizar las válvulas cardíacas y las paredes del corazón.

Esto ayuda a detectar de forma precoz cualquier anomalía que pudiera tener el bebé para así actuar de la forma más conveniente cuando nazca.

Es una prueba exenta de riesgos, rápida de realizar, y cómoda para el paciente.

La Ecografía 5D se trata de imágenes tridimensionales en movimiento que gracias al software de tratamiento de la imagen volumétrica utilizado se establecen tonos de sombras que dan un aspecto más realista a la cara del bebé.

Al proporcionar imágenes más realistas esta avanzada técnica mejora la visualización de estructuras anatómicas sutiles y complementa a la ecografía 2D para diagnosticar anomalías.

Usos de la Ecografía

¿Cuándo se realiza durante el embarazo?

Se realiza una ecografía por trimestre de embarazo para controlar el número de fetos dentro del útero, la buena formación de los órganos del bebé, su crecimiento y desarrollo, la implantación de la placenta, etc.

Este estudio se utiliza de rutina antes del parto para comprobar que todo va bien, y también en situaciones de urgencia.

Para realizar la prueba no se necesita ninguna preparación especial, simplemente se aplica un gel sobre la piel que permite dar una continuidad entre el ecógrafo y el cuerpo de la embarazada.

 

¿Qué otros usos tiene la Ecografía Doppler?

La ecografía doppler también se utiliza para ver las arterias uterinas en casos de mujeres con riesgo de hipertensión durante el embarazo o cuando hay sospecha de retraso de crecimiento intrauterino.

Se controlan también las arterias umbilicales para asegurarse de que el flujo de sangre y por ende los nutrientes y el oxígeno están llegando adecuadamente al bebé.

Actualmente, la hipertensión o la diabetes en la madre, las malformaciones cardíacas y los problemas con el cordón umbilical y la placenta, que se pueden controlar a través del doppler, son los principales factores que pueden poner en peligro la salud del bebé por nacer.